Aceite rosa mosqueta cicatrizante de los tejidos dañados

Aceite de rosa mosqueta puro, de elevada capacidad reparadora,
regeneradora y cicatrizante de los tejidos dañados. Mejora las zonas con
arrugas así como la elasticidad y flexibilidad cutáneas. Por su alto contenido
en ácidos grasos poli insaturados hace de él uno de los aceites más
valorados como potente antiarrugas natural. Además, se le ha incorporado
vitamina E, la vitamina antioxidante por excelencia.