Tipos De Exámenes De Laboratorio más Comunes

Generalmente para efectuar los exámenes de sangre, se toma una muestra de sangre de una vena en el antebrazo, con una aguja al pinchar un dedo. El médico debe informarle al paciente si requiere alguna preparación especial (ayuno de ocho a 12 horas) ya antes del examen, no obstante, para la mayor parte de los exámenes de sangre no se requiere ayunar.

 

Por un lado, sí, hay unos exámenes que únicamente valen si el paciente no ha comido por ocho horas antes, por poner un ejemplo, los exámenes más comunes que son de la glucosa y del colesterol. El examen de glucosa mide la cantidad de azúcar en el cuerpo y el examen del colesterol mide la cantidad de la grasa en la sangre. Para hacer estos exámenes en un laboratorio, es importante de no haber comido antes por unos ocho horas. En cambio, la mayor parte de los resultados de los otros exámenes no están perjudicados si un paciente ha comido ya antes.

Para sacar muchos exámenes primero sin hablar con el doctor es seguramente un gasto de plata inecesarios. Siempre y en toda circunstancia su doctor quiere charlar primero con el paciente y examinar al paciente primero; esta colaboración entre doctor y paciente sirve mejor que cualquieres exámenes de sangre un paciente puede traer. Su doctor precisa primero ante todo la explicación de su paciente sobre su enfermedad y después un examen del cuerpo del paciente. En esta manera, la conversación entre el doctor y el paciente es la cosa más importante para hacer una buena diagnosis y de allá se decide la urgencia de exámenes en un laboratorio.

Se realiza para examinar las substancias en la sangre que transportan el colesterol. El panel de lipoproteína mide los niveles de colesterol total, de colesterol LDL, el colesterol HDL y triglicéridos en su sangre. Los niveles anormales de colesterol triglicéridos pueden ser signos de un mayor peligro de cardiopatía coronaria.

El recuento de plaquetas para los métodos directo e indirecto: En los metodos directo (Rees Ecker) indirecto (Procedimiento Fonio), en el primero se utiliza un liquiquido diluyente que cause la hemólisis de los eritrocitos (oxalato de amonio), mientras que en el segundo se utiliza una solución de sulfato de magnesio que va a evitar la formación del trombo para su coloración mediante Tinción de Wright.

El médico después de tu evaluación física podría solicitar exámenes como los niveles sanguíneos de tiroxina y triyodotironina y la hormona estimulante del tiroides (TSH), un ecosonograma tiroideo, además de esto podría requerir efectuar una biopsia con aguja fina, guiada con un ecosonograma, para conocer si se trata de un nódulo benigno maligno, otros examen que suele pedirse es gammagrama tiroideo.